jueves, 9 de marzo de 2017

Orfancia | Athos Zontini




Título: Orfancia
Autor: Athos Zontini
Autoconclusivo
Editorial: Destino
Páginas: 272












SINOPSIS

Un niño demasiado delgado dentro de un mundo demasiado insípido. Un padre y una madre obsesionados con la comida: una lucha en familia que sólo puede acabar en tragedia. O en comedia, en una comedia muy negra.

«Cada día es una lucha. Dicen que crezco débil y torcido, que no soy normal porque apenas tengo un hilito de grasa encima, que los otros niños, a mi lado, parecen gigantes. Dicen que tengo que comer, que no es posible que un niño de mi edad nunca tenga hambre. Pero yo no quiero comer.»
El protagonista de Orfancia se siente perseguido por sus padres, una pareja de Nápoles que quiere verlo rollizo y feliz. Él está convencido de que, llegado el momento, todos los adultos devoran a los niños y no tiene claro que quiera acabar así. Pero la vida tiene un sabor imposible de resistir...

RESEÑA

Lo primero que os voy a decir de esta novela antes de empezar a reseñarla es lo siguiente: NO HE ENTENDIDO NADA.

Empecemos por lo básico: la narración. Es una novela contada en primera persona a través de la visión de un niño del que apenas conocemos sus datos personales (no se nos facilita ni el nombre, ni la edad, por ejemplo), pero sí conocemos sus circunstancias y lo que le lleva a ser uno de los personajes más peculiares con los que me he cruzado.

Este niño tiene un trastorno alimenticio provocado por la convicción de que sus padres hacerle engordar para luego comérselo (tremenda alusión a Hansel y Gretel, si se me permite). Y no solo lo piensa de sus padres, sino de todos los padres. El hecho de que algunos de los niños que él conoce vayan "desapareciendo", ya sea porque están enfermos o porque se cambian de colegio, no ayuda a que nuestro protagonista mejore.

Con esta premisa tenemos una novela que, si bien está muy bien narrada y con un estilo muy original, está llena de escenas sin ningún sentido. Yo lo que veo en esta novela es a una madre preocupada por la salud de su hijo, desbordada porque su marido se limita a trabajar y a mantener a su familia económicamente (lo que se ha ganado el calificativo de "novela machista", que ya explicaré más adelante) y a un niño enfermo y completamente trastornado.

Analicemos ahora los temas más presentes en la obra:

Trastornos alimenticios

El protagonista sufre anorexia y bulimia (estas dos enfermedades suelen ir dadas de la mano). Como yo no soy una experta, no me aventuro a hacer un diagnóstico del chaval, solo digo que en la novela hay varias escenas en las que el niño se las ingenia para no comer, vomitar o esconder la comida.

Acoso escolar

A la orden del día en la actualidad. Este problema no solo se ve reflejado en el colegio al que acude nuestro protagonista, sino también en las vacaciones de verano, donde se junta con el matón de turno. Aunque en este último caso, la relación se estrecha y el protagonista se acaba juntando voluntariamente con el otro chaval.

Maltrato animal

Hay al menos dos escenas detalladas en las que dos animales son maltratados hasta la muerte. Son escenas tremendamente duras, no solo por lo que implican, sino porque, además, no tienen ningún sentido en la trama. No aportan nada, no sirven para NADA. Son escenas totalmente gratuitas. ¿En qué pensaba el autor al incluirlas? ¿Qué pretendía? ¿Qué quería hacernos ver?

En fin, volviendo a la novela en sí, no, no la he entendido, está claro. No he entendido qué mensaje ha querido dar el autor. No he visto con qué intención trata estos temas. ¿Visibilizar? Vale, pero... ¿qué más? Debería haberlo encajado en la trama, debería haberlo hecho de tal manera que dentro de la trama tuviera sentido. Por otro lado, los personajes no evolucionan (vale, sí, el protagonista da varios giros, pero al final está igual de enfermo y trastornado que al principio, y lo siento, no es spoiler, leed la novela antes de saltarme al cuello).

Hay varias escenas que no consigo ubicar y la escena final es la más desconcertante de todas. Después de obligar a Claudia (Lo que me sale de la tecla) a leerlo, ella entendió que era una metáfora, que el autor quería dar a entender que el niño no quería crecer, que la comida que le obligan a tragar sus padres son ideales, valores con los que el niño o quiere comulgar y que al final acaba adoptando poco a poco. ¿Convencionalismo? Podría ser otro tema que trate la novela si decidimos que este es el mensaje. Los padres transmiten sus ideales, su valores, su modo de ver la vida a sus hijos (a esto es a lo que me refiero con convencionalismo. Sinceramente, es una interpretación totalmente válida, sin duda, mejor que la mía, que ni siquiera tengo.

No os voy a mentir. No he entendido el libro. ¿Y sabéis qué? No me siento mal al admitirlo. No sé si lo releeré más adelante, o si me quedaré con esta sensación desconcertante. Ya os contaré.

¿Por qué no es una novela machista?
En varias reseñas he visto que calificaban esta novela de machista, y lo siento, pero yo no lo veo así. Sí que hay un personaje que podríamos decir que es machista: el padre. No se implica para nada en la educación o la salud del niño, más allá de aportar monetariamente a la casa. Sí, hay veces en las que habla con el niño, pero menudos consejitos que da...  En fin, lo que quiero decir con esto es que, porque en una novela haya algo machista, no quiere decir ni que la novela sea machista, ni que lo sea el autor. Puede ser simplemente una manera de mostrar, de reflejar este comportamiento. Hay que utilizar bien las palabras y los conceptos.


















5 comentarios:

  1. Pues las otras reseñas que he leído de esta historia coinciden en que es bastante peculiar, aunque creo que se quedaron con mejores sensaciones que tú. Así que me dejáis con la duda de si podría gustarme o no, la verdad, porque todo es muy desconcertante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Por lo que cuentas creo que este no es para mí, o al menos en estos momentos, no me apetece demasiado una lectura en la que tenga que estar tan pendiente de si entiendo el mensaje o no. Y casi es un alivio, porque últimamente con tantas publicaciones me apetecen todos los libros que veo reseñados ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tengo sentimientos encontrados con este libro, no se si me animare con el.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    No creo que me gustara pero aun así tengo muchísima curiosidad por lo que cuentas así que probablemente sí que lo lea, no sé, soy el ejemplo viviente del refrán ese de la curiosidad mató al gato xD.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Hola Nieves,

    Sí que es verdad que es una novela algo peculiar. Sólo con leer la sinopsis te quedas un poco "perpleja". De hecho, he visto varias reseñas pero no me he parado a leerlas porque no tenía tiempo y quería leer las opiniones con detenimiento.
    Me ha hecho gracia tu afirmación del principio.
    Ya te digo, no la he leído y no puedo aportar nada al respecto... pero sí he leído una opinión en la que se decía que es un cuento/metáfora de que el niño no desea crecer y hacerse adulto, porque lo que ve en el mundo de los adultos no le gusta o atrae... Ya te digo, no es mi opinión pero quizás sea ese el mensaje que el protagonista intenta dar al negarse a comer... A mí me ha recordado un poco, a medida que leía la otra opinión, al protagonista de El tambor de hojalata, un niño que no quiere crecer y se accidenta él mismo para quedarse "enano"...

    Y quizás las escenas de las torturas es una metáfora del mundo cruel de los adultos y de lo que el niño huye... ya te digo, sólo son algunas reflexiones partiendo de lo que he leído...

    Un saludo!! ;)

    ResponderEliminar

Se agradecen todas las opiniones, siempre y cuando sean respetuosas. Gracias por tu aportación :D